Saltar al contenido
Portada » Patatas con mojo

Patatas con mojo

¿Quieres que cocinemos por ti? Haz tu pedido

Tiempo de preparación: 45 minutos

4 raciones

Dificultad: Fácil

INGREDIENTES

  • 1 kg de patatas nuevas pequeñas (patatas de guarnición)
  • 200 g de sal
  • 2 rodajas de limón
  • Agua
  • Para el mojo picón canario:
    • Entre media cabeza o cabeza entera de ajos, depende del sabor y textura que busques.
    • 2 pimientas piconas o 3-4 guindillas grandes secas
    • 1 cucharadita de postre de comino en grano o en polvo
    • 1 cucharadita de postre de pimentón dulce
    • 30 ml de vinagre de vino blanco
    • 120 ml de aceite de oliva virgen extra
    • Sal gruesa

PREPARACIÓN

  1. Lava muy bien las patatas en agua fría ya que vamos a cocinarlas y comerlas con piel.
  2. Pon la sal en una olla o cazuela alta junto con las papas y las
  3. Añade agua hasta que las patatas queden cubiertas justas.
  4. Pon la olla a fuego medio y, a partir de que empiece a hervir, las patatas tardarán en estar cocidas en torno a 25 minutos. Te recomiendo pincharlas con un tenedor cuando lleven 20 minutos para comprobar si están listas, es decir, si ya no están crujientes y se pinchan con facilidad. Ya tenemos las patatas cocidas.
  5. Tradicionalmente esta receta se prepara machacando los ingredientes secos en el mortero y después añadiendo los líquidos. Pero podemos usar una batidora.
  6. Pela los ajos y ponlos en el vaso de la batidora junto con el resto de ingredientes: las guindillas, el comino, el pimentón dulce, el vinagre, el aceite y un poco de sal.
  7. Triturarlo todo hasta que consigas una mezcla un poco espesa y bastante homogénea. Reserva el mojo picón.
  8. Cuando las patatas ya estén cocidas vuelca un poco la olla para echar prácticamente todo el agua y quita las rodajas de limón.
  9. Vuelve a poner la olla a fuego medio y ve removiendo de vez en cuando de forma potente, remueve para que se hagan por todos los lados.
  10. En apenas 3-4 minutos se habrá evaporado toda el agua, en el fondo la sal estará suelta y las patatas empezarán a mostrar una ligera capa de sal en la piel, eso significa que ya las tienes listas.
  11. Servir cubiertas con la salsa de mojo.

Más recetas